Hacemos despegar tus ventas al infinito.

Trucos para Organizar tu Stock

Seguramente consideraste un sinfín de cosas a la hora de llevar adelante tu propio emprendimiento e-commerce,  desde el diseño de tu tienda web hasta el logotipo de tu marca, productos, canales de publicidad, etc. Una de las cuestiones más importantes a la hora de emprender es el manejo de tu Stock, quizás en un comienzo no represente una dificultad, pero cuando tus ventas se acrecienten deberás contar con un modelo de organización práctico, veloz y efectivo para poder satisfacer la demanda en aumento y los estándares de los clientes.

Es importante entender que esto no se limita solo a las tiendas online, muy probablemente te encuentres en la necesidad de asesorarte sobre el tema aun si tu empresa es una tienda física o cuentas con ambas. Vamos a conocer los modelos más populares, ten en cuenta que cada uno de ellos puede implicar la contratación de diferentes profesionales y/o servicios dependiendo de tu negocio:

  • Just in time: Este método conocido como “justo en el momento” refiere a tener en stock la mercancía que nos hace falta en esa oportunidad, de este modo no necesitaríamos un gran almacén, ya que tendríamos muy poco que almacenar y tus productos no necesitarán de estanterías ocupando un considerable espacio.

El sistema funciona si nuestros proveedores son eficaces y fiables, de otro modo tendríamos el problema de los cortes de suministro por cualquier tipo de causa y eso interrumpiría tus ventas ya que no podrías hacerte cargo de más pedidos o tendrías que compensar a tus clientes por los retrasos.

Para evitar estas cuestiones, es recomendable realizar un análisis de tus ventas promedio en día, semana, mes y contar con una “mínima cantidad viable” para no sufrir ningún imprevisto. La mayor ventaja de este método es el ahorro en almacenes espaciosos

  • Wilson: Por el contrario de su antecesor, el método Wilson nos invita a hacer la menor cantidad de pedidos posibles para ahorrar en portes, Se pide con menor frecuencia pero grandes cantidades.

Eso sí, esas grandes cantidades, estarán calculadas para que salgan como ventas lo antes posible. Si tenemos en cuenta el límite que nos dan los economistas, con el método Wilson haríamos pedidos para tener mercancía que vender durante los siguientes tres meses, por lo que a lo mejor, lo ideal sería poder hacer un pedido cada trimestre.

  • ABC: Esta metodología propone dividir nuestros productos en categorías de acuerdo al costo/beneficio que nos proveen y a la regularidad con la cual se comercializan. La clasificación sería la siguiente:


  • Productos A: Son aquellos que más valor añadido tienen o más ingresos nos generen. Puede no sean artículos que vendamos constantemente, pero son valiosos para nosotros y deben estar muy controlados. Así nunca nos quedaremos sin stock de este tipo de productos y las ventas no se perderán.
  • Productos C: Estos productos poseen un menor margen de ganancia y o beneficios, pero suelen ser los de mayor rotación, de modo que es necesario contar con un número considerable de unidades disponibles constantemente.
  • Productos B: Finalmente esta sección está destinada a aquellos productos que no poseen un gran valor monetario ni tampoco una alta demanda. Se recomienda contar con una cantidad mínima indispensable y en caso de quedarnos sin stock no realizar una reposición urgente de los mismos.

 

Como habrás notado, el proceso de organización y gestión es complejo y debe funcionar de manera aceitada para que tus productos puedan comercializarse en tiempo y forma. Por esa razón, te compartiremos algunos puntos donde debes poner especial atención para que esta tarea de logística de Stock gane dinamismo en tu día a día:

  • Planifica el nivel de Stock: identifica periodos de altas y bajas para estimar el stock durante el año
  • Mantente equipado: Siempre debes contar con los elementos necesarios para el despacho de pedidos a mano y en condiciones de uso
  • Optimiza el espacio: Los productos de mayor salida deben estar en lugares de fácil acceso
  • Ofertas y promociones: Estas son algunas de las opciones por las cuales optar cuando algunos productos llevan más de 3 meses almacenados o tienen menor popularidad en tu catálogo.
  • Suma herramientas: Algunas aplicaciones como “Tiendanube” pueden brindarte herramientas para la gestión de tu inventario y de tu tienda en general de una manera práctica y moderna.
  • Mantené el contacto: Brinda continua información a tu cliente del estado de su pedido a través de confirmación de compra, código de seguimiento, etc.
  • Suma ayuda: Si la demanda crece exponencialmente, es recomendable sumar personal u otro tipo de colaboración para que tu producto no pierda calidad.

 

Aplicando estos consejos conseguirás un funcionamiento interno destacable que te hará sobresalir con respecto a la competencia y se verá reflejado en la calidad de tus productos, la conformidad de tu clientela y por supuesto en un crecimiento sustancial de las ventas.

¿Te ha gustado? Compártelo:

Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on email

Selecciona

Aplicaciones

Haga click en los servicios que desee.